Síndrome de down – Nacho Begue

SAN_1829.jpgSAN_4810.jpgSAN_4832.jpgSAN_4974.jpgSAN_4880.jpgSAN_4825.jpgSAN_2103.jpgSAN_2009.jpgSAN_2042.jpgSAN_1993.jpgSAN_2106.jpgSAN_2129.jpgSAN_2337.jpgSAN_2136.jpg

– “ A el le gusta todo lo que es foto, el otro día le saco una foto al padre en calzoncillos tan bien encuadrada, luego lo amenazaba con subirla a Facebook, a si, le encanta sacar fotos a nacho” . Me contaba Lydia; la madre, mientras manejaba la combi de la familia camino a Neptunia. Son bastantes los kilómetros que hace por día para llevar a Nacho al colegio , en el cual fue becado. Había estado concurriendo a un par de escuelas públicas pero no tuvo suerte. Las maestras no están acostumbradas o no quieren acostumbrarse a ellos, me decía un tanto desesperanzada a través del retrovisor. “Ahora es diferente, estoy tranquila y el esta contento; lo tratan bien, aprende y es uno mas”.Ignacio Ariel Begue tiene 10 años, es el menor de la familia y padece síndrome de Down, mas bien un par de cromosomas numero 21 sufrió una alteración y dejo de ser par, de ahí en mas todo lo que viene son prejuicios, porque padecer, no se padece.Concurre de lunes a viernes al colegio “Nuestro camino” donde chicos con distintas capacidades son atendidos, educados y contenidos por gente especializada.Luego de estudiar, nadar y recrear, nacho se vuelve a Neptunia con su madre, no sin antes pasar por el parque primero y luego por el aeropuerto donde su padre los espera al salir de su trabajo. Se merienda, se hace la tarea domiciliaria y se disfruta del hogar. Simple y sin mas.

[La historia de Nacho es parte del proyecto colectivo “Detrás de una mirada” ]

Montevideo – Uruguay – 2012